¿Qué es la ansiedad?

 

Esta es una pregunta para la cual todos creemos saber la respuesta. Todos hemos sentido ansiedad en algún momento. Sin embargo, existen momentos donde ésta se torna incontrolable e inexplicable. Aquí te contamos qué es la ansiedad realmente.

La ansiedad es una respuesta fisiológica ante una situación de peligro. Es decir, cuando nuestra mente percibe que estamos en algún tipo de riesgo, se activa una respuesta ansiosa. Esto significa, estar más alertas, más prevenidos, tensos, listos para defendernos o atacar de ser necesario. En este sentido, la consideraremos una respuesta normal y esperable.

Ansiedad funcional

En determinados momentos, las situaciones que enfrentamos demandan de nuestra plena atención y de una actitud defensiva y precavida. Por ejemplo, imagínese que usted sale de su trabajo más tarde de lo normal, la calle está vacía y oscura. En esta situación es posible ser víctima de un asalto; al reconocer esto, nuestro cerebro libera una respuesta de ansiedad que nos obliga a estar atentos, guardar nuestro celular y movernos con rapidez hacia una zona segura. El sentimiento de temor e inseguridad no es algo que queramos experimentar, sin embargo, es ese mismo sentimiento el que nos obligó a tomar las precauciones y ponernos a salvo en el menor tiempo posible.

Este es un claro ejemplo de qué es la ansiedad, porqué la tenemos y para qué funciona. No se trata de un error de la naturaleza o una enfermedad, sino de una respuesta normal que nos permite sobrevivir.

qué es la ansiedad

Ansiedad disfuncional

Existen casos, sin embargo, donde el sentimiento de ansiedad surge sin motivo o sin razón aparente. Una persona puede sentir esa sensación de peligro ante situaciones cotidianas. Por ejemplo, una persona puede sentir que está en peligro mortal mientras está sentado en su casa o mientras realiza su trabajo. En este punto, deja de ser funcional pues interrumpe la vida cotidiana. Hablamos entonces de un trastorno.

Un trastorno de ansiedad ocurre cuando el sistema de alerta reacciona sin razón aparente y pone a la persona en modo defensivo u ofensivo sin necesidad. Estos trastornos pueden variar en intensidad desde muy leve hasta muy grave. En casos leves se experimenta una angustia ligera ante determinadas situaciones, objetos o personas específicas. Por ejemplo, una persona con ansiedad leve puede sentir angustia ante la idea de hablar en público, por lo que busca evitarlo. En el otro extremo, existen casos donde la ansiedad puede llegar a ser tan intensa que una persona experimenta dolores de cabeza, sensación de ahogo, falta de equilibrio, hormigueo en las extremidades o la cabeza, ideas repetitivas, y una serie de síntomas adicionales.

¿Qué hacer?

Si usted siente que tiene temores injustificados, ideas obsesivas que no abandonan su mente, tensión constante, ataques de pánico, síntomas físicos inexplicables, es posible que sufra un trastorno de ansiedad.

qué es la ansiedadEs necesario destacar que los trastornos de ansiedad no desaparecen por si solos y con el tiempo tienden a incrementar si no son atendidos. Por fortuna existen varias opciones para tratar estos síntomas y aliviar la ansiedad disfuncional.

 

 

Fabrizio Ramírez

fabriramir@gmail.com