¿Qué puede hacer la terapia psicológica por usted?

Resulta altamente complicado definir qué es una terapia psicológica; definir qué hace;  cómo lo hace y de qué forma le puede ser útil al ser humano; esto es sin embargo, una tarea fundamental. La psicología es una ciencia comúnmente abordada en términos de apoyo psicológico, metodología de investigación, estudio de la mente humana y muchas otras categorías. No obstante, en este espacio pretendemos descansar del lenguaje técnico y concentrarnos en contestar ¿qué puede hacer la terapia psicológica por usted?

Empezaremos diciendo que la terapia psicológica apunta hacia el alivio de malestares físicos, mentales y emocionales a través de la palabra. ¿Cómo es esto posible? Varias décadas de investigación sugieren que el lenguaje humano hace posible la indagación, exploración y alteración el pensamiento y las emociones. Un escenario apropiado permite al paciente y al psicólogo explorar sectores de la mente cada vez más profundos y conflictivos.

¿Cómo es que hablar sobre mis problemas podría desembocar en algún tipo de solución?

Quienes consideran asistir al psicólogo usualmente se hacen esta pregunta. La solución se halla en la naturaleza y los mecanismos del lenguaje humano. Las palabras, por su uso sistemático, remiten siempre a otras palabras, que a su vez remiten a nuevos significados que se hallan ocultos dentro de la mente; mientras más fluido sea el lenguaje, más asociaciones surgen y más significación adquiere los pensamientos. Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis, públicamente afirmó poseer más libros de arqueología que de psicología, pues consideraba que el trabajo del psicoterapeuta es muy similar al de un arqueólogo, ya que usando la palabra es capaz de indagar y explorar la mente, y hallar fragmentos de un tiempo pasado que han sido la base para nuestros malestares actuales.

¿Por qué hablar con un psicólogo en lugar de un amigo o familiar?

La respuesta es bastante simple: un psicólogo ha entrenado durante varios años para crear un espacio seguro, confidencial y libre de juicios; la relación entre paciente y terapeuta es muy especial. Esta relación está centrada en ayudar al paciente a realizar cambios en su vida y a lidiar con situaciones incontrolables. La relación terapéutica se encuentra enmarcada entre límites claros que permiten al psicólogo observar e interpretar comportamientos y patrones que un amigo puede ignorar debido a su nivel de involucramiento en la vida del paciente.

¿Qué es lo que hará el psicólogo?

Un psicólogo escucha entre líneas, observa patrones repetitivos, lenguaje corporal y analiza el discurso del paciente. Trae a discusión estas observaciones para poder examinarlas en conjunto, en vías de brindarle nueva información y una visión alternativa de la situación. Esto facilita la tarea de hallar una explicación y una solución a las problemáticas que lo afligen. El psicólogo entrevistará al paciente respecto a su historia y sus problemas, y brindará espacio para que la persona pueda expresarse libremente respecto a lo que desee. Posteriormente, determinará un tratamiento abalado científicamente que se ajuste a las necesidades y requerimientos del paciente.

¿Qué es la psicoterapia?¿Cuándo se debería consultar con un psicólogo?

Los estudios más recientes sugieren que prácticamente cualquier persona se puede beneficiar de apoyo psicológico profesional y que en cualquier caso de malestar emocional, una terapia psicológica resulta más beneficiosa que ningún tipo de atención profesional. Por esta razón, los psicólogos atienden a pacientes con diversos motivos de consulta, incluyendo: problemas familiares, enfermedades, pérdidas personales, ansiedad, depresión, desordenes de humor, desordenes del sueño, desordenes de alimentación, problemas sexuales, asuntos de identidad, problemas laborales o escolares, etc.

¿Es el psicólogo solo para los locos?

La cultura contemporánea mira al ser humano como unidimensional, tratando de reducir el deseo humano a objetos sencillos y banales, e interpreta  los síntomas psicológicos del individuo como errores, como fallas de carácter, como falencias por las cuales sentir culpa y los cuales deben ser eliminados de forma inmediata. Dentro de nuestra sociedad, muchas veces los síntomas son interpretados como sinónimos de patologías, desarrollándose  programas y regímenes para “corregir” al individuo. Esto ha reforzado el prejuicio de que la terapia psicológica existe para “reparar” a la gente o para controlar a los “locos”. Es necesario tomar una postura distinta y entender que los síntomas existen para ser escuchados, pues no son errores sino indicadores del verdadero problema que aflige al individuo. El psicólogo existe para interpretar de manera apropiada estos síntomas y trabajarlos a fin de aliviar el conflicto que los genera.

Estos síntomas son comúnmente mal interpretados o ignorados, pero la experiencia terapéutica puede ayudar a identificar las causas y los significados detrás de un síntoma; este es, sin duda, el primer paso hacia el cambio y el crecimiento personal.  En una era de devoción hacia la perfección aparente y la autoayuda, una visita al psicólogo puede resultar un escape de dicha presión, una toma de aire que libere nuestra consciencia y nos entregue una experiencia fantástica, un espacio para descifrar nuestra vida anímica y subjetiva.

¿puede la psicología ayudarme el día de hoy?

Sí, la psicología es una ciencia y una práctica clínica sustentada por una fuerte rigurosidad científica, la cual demuestra su efectividad en el alivio de malestares emocionales y mentales. Acudir al psicólogo puede ser una gran decisión, siempre y cuando se la realice con compromiso, responsabilidad y deseo de superación, pero sobre todo, un apetito por el autodescubrimiento, por recorrer los rincones de nuestra mente y lograr una mayor comprensión de nuestra propia existencia y subjetividad.

Fabrizio Ramirez L.

fabriramir@gmail.com