Terapia Individual

Opciones de terapias psicológicas altamente eficaces y efectivas. Siempre respaldadas científicamente para garantizar resultados favorables y duraderos.    

Nuestros Tratamientos IMAGO

¿Cómo podemos ayudarte el día de hoy?

Te guiamos en tu busqueda de bienestar

¿Cómo podemos ayudarte el día de hoy?

Te guiamos en tu busqueda de bienestar

Dependencias

Trastornos alimenticios

Tratamiento Personalizado

Así podemos saber que intensidad de tus síntomas y preparar un tratamiento acorde a tus necesidades

Efectividad Comprobada

Así podemos saber que intensidad de tus síntomas y preparar un tratamiento acorde a tus necesidades

Actualización Constante

Así podemos saber que intensidad de tus síntomas y preparar un tratamiento acorde a tus necesidades

Ansiedad
  • Existen múltiples opciones de tratamiento pues cada caso de ansiedad es diferente. Los más efectivos son:

    • Terapia cognitiva conductual
    • Relajación progresiva
    • Desensibilización sistemática
    • Grounding
    • Terapia de exposición
    • Farmacología

    En IMAGO Psicología Clínica aplicamos únicamente tratamientos probados científicamente.  

  • Los síntomas más comunes de un trastorno de ansiedad son:

    • Sensación recurrente de nerviosismo, agitación o tensión.
    • Ataques de pánico
    • Sudoración, taquicardia, hormigueos
    • Dificultades para respirar
    • Pensamientos intrusivos
    • Temor constante
    • Otros
  • La duración del proceso y la frecuencia con que se realizan las sesiones varía dependiendo de la intensidad de los síntomas. Para síntomas leves un proceso puede duran aproximadamente 4 sesiones de terapia, una vez por semana. Para sintomatología severa el proceso puede durar hasta 20 sesiones de terapia para disminuir los síntomas.

  • La ansiedad como tal no es una enfermedad, es una respuesta natural del cuerpo ante el peligro, por lo tanto no la hacemos desaparecer ya que nos es útil para nuestra vida diaria. El objetivo del tratamiento es disminuir la ansiedad hasta el punto en que cumpla su función sin interrumpir el estilo de vida del paciente.

  • Comunícate con nosotros mediante WhatsApp o cualquiera de nuestros canales de comunicación. Un profesional te responderá directamente para responder todas tus dudas y asignarte un terapeuta acorde a tus necesidades. Puedes escoger el horario y la modalidad (virtual o presencial) que más te convenga.

Depresión
  • Existen múltiples opciones de tratamiento pues cada caso de ansiedad es diferente. Los más efectivos son:

    • Terapia cognitiva conductual
    • Relajación progresiva
    • Desensibilización sistemática
    • Grounding
    • Terapia de exposición
    • Farmacología

    En IMAGO Psicología Clínica aplicamos únicamente tratamientos probados científicamente.  

  • El tratamiento psicológico para la depresión consta de tres puntos:

    • Terapia cognitiva: Busca modificar los pensamientos, creencias y actitudes irreales que acompañan a la depresión.
    • Activación conductual: Su objetivo es la movilización del paciente a fin de incrementar las experiencias gratificantes y exponerlo a situación que considera inmanejables.
    • Introspección: Repasar la historia personal y entenderla con una nueva perspectiva permite aceptar e incorporar de manera saludable todos los recuerdos negativos.
  • En ciertos casos los síntomas son tan intensos que interrumpen la vida del paciente. En esos casos, y únicamente luego de una evaluación exhaustiva, se puede recomendar complementar el proceso terapéutico con el uso de medicación. Esto siempre será opcional, es decir, cada persona puede tomar la opción farmacológica si lo desea. Si el paciente no desea tomar medicación, el proceso continúa únicamente con el componente terapéutico.

  • La duración del proceso y la frecuencia con que se realizan las sesiones varía dependiendo de la intensidad de los síntomas. Para síntomas leves un proceso puede duran aproximadamente 4 sesiones de terapia, una vez por semana. Para sintomatología severa el proceso no tiene un parámetro de tiempo claro, busca mejorar constantemente los sintomas y la vida del paciente hasta un punto donde sea manejable.

Estrés
  • Existen múltiples opciones de tratamiento pues cada caso de ansiedad es diferente. Los más efectivos son:

    • Terapia cognitiva conductual
    • Relajación progresiva
    • Desensibilización sistemática
    • Grounding
    • Terapia de exposición
    • Farmacología

    En IMAGO Psicología Clínica aplicamos únicamente tratamientos probados científicamente.  

  • Existen diversas estrategias para controlar el estrés a corto plazo y mejorar tu estilo de vida:

    • Meditación
    • Ejercicio
    • Mindfulness
    • Cambia tu rutina significativamente

    Si has probado estas opciones pero no ves mejoría, es momento de buscar ayuda profesional. En imago psicología te ayudaremos de la forma las profesional y efectiva.

  • Por su puesto. Existen tratamientos comprobados para ayudarte a combatir el estrés y alcanzar el alivio que buscas. El tratamiento busca brindar al paciente herramientas para reconocer el estrés y las situaciones que lo desencadenan.

    De igual forma se busca facilitar el proceso de realizar cambios en tu vida para remplazar hábitos poco saludables y fomentar actividades funcionales.  

    Recuerda que no existen soluciones simples o “mágicas”. Controlar el estrés implica necesariamente realizar cambios significativos en tu estilo de vida.

  • En situaciones normales no es peligroso, de hecho el estrés ayuda a protegernos de situaciones peligrosas. No obstante, el estrés crónico puede alterar el sistema inmunológico, digestivo, cardiovascular, del sueño y reproductivo.

    Cuando no se controla, el estrés puede causar daños irreparables a nivel corporal, cerebral y social, incluyendo: enfermedades cardíacas, presión arterial alta, diabetes y otras enfermedades incluidos trastornos mentales como la depresión o la ansiedad.

Autoestima
  • Cuando hablamos de baja autoestima nos referimos a una percepción de nosotros mismos que nos impide percibirnos como personas valiosas, talentosas o simplemente tener un juicio objetivo respecto a quiénes somos.

    Las personas con baja autoestima son jueces muy severos de sí mismos, que no se respetan a sí mismos o que se tienen demasiada compasión; del modo que sea esto se traduce en una relación particular con los demás, en las que el individuo siempre ocupa un lugar inferior o de sometimiento.

  • No es simple describir los síntomas de la baja autoestima, ya que no se trata de una enfermedad objetiva o sencilla. Aun así, existen rasgos generales que acusan la falta de autoestima y que son:

    • Dificultades para decir que no.
    • Vivir los errores o los defectos propios como algo catastrófico e insuperable.
    • Mostrarse intolerante hacia la crítica.
    • Exagerar los triunfos o virtudes de los demás.
    • Vivir con miedo exagerado a equivocarse.
    • Mostrarse tímido, inseguro o rehuir al contacto con los demás.
    • Tolerar o aceptar condiciones indignas o humillantes sin protestar o buscar alternativas.
    • Vivir los propios triunfos o aciertos como algo efímero, incompleto o ajeno.
  • Al ser uno de los pilares de la salud mental, la baja autoestima puede tener consecuencias graves en la salud mental de la persona. La persona que tiene baja autoestima tiene más riesgo de desarrollar trastornos mentales y afectaciones significativas en sus vidas.

    Es importante recordar que la autoestima no es fija ni estable. Es decir, es posible mejorar la autoestima con una guía profesional. Por tanto, es recomendable hacerlo para prevenir el desarrollo de todas las consecuencias antes mencionadas.

  • Si quieres subir tu autoestima, debes saber que es un proceso que puede tomar tiempo y que requiere de mucha paciencia. Sin embargo, los beneficios que obtendrás el momento que lo logres te cambiarán la vida para bien.

    En terapia se realizan ejercicios dinámicos que permiten al paciente conocerse y reconocerse mejor, mejorar su percepción de la realidad y recuperar la capacidad de adjudicarle valor a su vida e identidad.

Ira
  • Un diagnostico confiable deberá ser realizado siempre por un profesional entrenado y con los materiales precisos. Sin embargo, si crees tener un problema con la ira puedes guiarte por estas 4 preguntas:

    1. ¿Es la ira o el enojo una de las 3 emociones que más sientes en tu día a día?
    2. ¿Tus familiares o personas cercanas te han recomendado buscar ayuda para controlar tu temperamento?
    3. ¿Has sido física, verbal o psicológicamente agresivo con personas cercanas para luego sentir vergüenza o arrepentimiento?
    4. ¿Justificas tus reacciones de ira culpando a los demás?

    Si respondiste que si a 2 o más de estas preguntas te recomendamos buscar ayuda profesional. En IMAGO Psicología clínica contamos con especialistas en el control de ira y control de impulsos.

  • La ira es una respuesta natural y funcional ante determinadas situaciones. Sin embargo, debido a múltiples factores, hay quienes son más propensos a sentir esta emoción ante situaciones injustificadas y a tener comportamientos agresivos que ponen en riesgo a su entorno.

    Esta condición se conoce como trastorno explosivo intermitente. Supone episodios repentinos y repetidos de conductas impulsivas, agresivas y violentas, o arrebatos verbales agresivos en los que reaccionas con demasiada exageración para la situación. La violencia vial, el maltrato intrafamiliar, lanzar o romper objetos u otros berrinches temperamentales pueden ser signos del trastorno explosivo intermitente.

  • Por si puesto. Si bien no es un proceso sencillo, existen mecanismos comprobados que ayudan al paciente a ganar unos segundos para reflexionar sobre su comportamiento y guardar la calma en situaciones de enojo o agresividad. El objetivo es que el paciente logre entender su ira y aplique mecanismos inmediatos para poder desahogarla de forma productiva preservando sus relaciones familiares, laborales y amistades.  

Duelo
  • El duelo es inevitable pero tremendamente individual, es una experiencia diferente para cada persona, por lo que uno puede sentirse solo e incomprendido. La mejore recomendación es la conexión y prevenir el aislamiento. Hablar sobre cómo te sientes, ya sea con un médico, con tus amigos, con tus familiares o con quien sea.

    No trates de forzar un bienestar anticipado. Recuerda que el duelo es un proceso triste y quizá la experiencia de perdida nunca deje de serlo. Sin embargo, el sufrimiento y los pensamientos invasivos irán desapareciendo con el tiempo e iras retomando el control poco a poco.

  • Es necesario buscar ayuda terapéutica cuando las reacciones psicológicas perturbadoras duran más de 4 a 6 semanas, cuando hay una interferencia negativa grave en el funcionamiento cotidiano (familia, trabajo o escuela), cuando la persona se siente desbordada por sus pensamientos, sentimientos o conductas o cuando la persona empieza a mostrar síntomas depresivos como ideación suicida.

  • El objetivo terapéutico es acompañar a la persona en su proceso de dolor tras una pérdida, para así evitar un estancamiento que no le permita a la persona retomar su vida. Para esto se trabajan 4 puntos fundamentales:  

    • Aceptar la realidad de la pérdida.
    • Experimentar el dolor del duelo.
    • Adaptarse a la vida sin la presencia física de la persona.
    • Encontrar nuevas maneras de mantener la conexión con la persona que falleció.
Fobias
  • Existen diferentes tipos de fobias pero todas tienen un tratamiento específico que ayuda a disminuir su impacto en la vida. En IMAGO te podemos ayudar si sufres de:

    • Agorafobia: miedo a salir de casa
    • Claustrofobia: miedo a los espacios cerrados
    • Fobia social: temor irracional a situaciones de contacto o interacción social.
    • Aerofobia: miedo a volar
    • Hematofobia: temor a la sangre o los procedimiento médicos
    • Acrofobia: miedo a las alturas
    • Dentofobia: miedo al dentista y los procedimientos dentales.
    • Brontofobia: temor a los fenómenos naturales
    • Fobias específicas: temor a objetos inanimados, animales (arañas, serpientes, gallinas, perros, gatos, ratones, aves, insectos, etc.

    Si sufres de alguna fobia que no esté en esta lista no dudes en contactarnos, te ayudaremos a superar tu temor.

  • En IMAGO Psicología clínica aplicamos un tratamiento que se basa en cuatro puntos:

    1. Terapia de exposición y desensibilización sistemática: consiste generar un acercamiento progresivo y controlado hacia el objeto temido, para que así la persona se acostumbre poco a poco a su presencia.
    2. Desafiar creencias irracionales: se busca que el paciente racionalice su temor para que logre reconocer que grado de peligro real ante cualquier situación y su capacidad para reaccionar.
    3. Relajación y mindfulness: los ejercicios de respiración y mindfulness facilitan el control de los impulsos y disminuyen los efectos de pánico.
    4. Entender el miedo: la fobia surge comúnmente como un síntoma de una experiencia traumática o como señal de que hay algo en la vida de la persona que requiere atención seria. Entender el origen del miedo ayuda a eliminarlo.
  • Sin importar qué fobia específica tengas, es probable que cause estos tipos de reacciones:

    • Temor inmediato e intenso, ansiedad y pánico cuando estás expuesto a lo que te produce temor, o simplemente piensas en eso
    • Ser consciente de que tus temores son irracionales o exagerados, pero no poder hacer nada para controlarlos (sensación de impotencia)
    • Ansiedad que empeora a medida que se acerca la situación o el objeto, ya sea que se trate de una proximidad temporal o física
    • Hacer todo lo posible por evitar el objeto o la situación, o soportarlo con ansiedad y temor extremos
    • Dificultad para tener un desempeño normal debido a tu temor
    • Reacciones y sensaciones físicas, como sudoración, latidos del corazón acelerados, opresión en el pecho o dificultad para respirar
    • Sentir náuseas, tener mareos o sufrir desmayos en presencia de sangre o lesiones
    • En niños, posiblemente tener berrinches, aferrarse, llorar, negarse a alejarse de la madre o del padre o negarse a acercarse a lo que les produce temor
  • Un temor irracional puede resultar molesto, pero no se considera una fobia a menos que produzca una alteración grave en tu vida. Si la ansiedad afecta negativamente tu desempeño en el trabajo, en la escuela o en situaciones sociales, habla con tu médico o con un profesional de salud mental.

    Los miedos de la infancia, como el temor a la oscuridad, a los monstruos o a quedarse solo, son frecuentes y la mayoría de los niños los dejan atrás. Pero si tu hijo tiene un temor excesivo y persistente que afecta su desempeño diario en la escuela o en casa, busca ayuda.

    Con la terapia adecuada, es posible ayudar a la mayoría de las personas. La terapia tiende a volverse más fácil cuando la fobia se aborda de inmediato en lugar de esperar a tratar el tema.

Dependencias
  • Contamos con especialistas en distintas áreas como:

    • Alcohol y otras sustancias
    • Sexualidad
    • Comida
    • Juegos de azar
    • Juegos de video
    • Tecnología y redes sociales
  • En IMAGO ofrecemos tratamiento ambulatorio para dependencias basado en evidencia científica. Si bien cada caso es único, nuestro tratamiento busca cubrir cinco ejes fundamentales para frenar el comportamiento compulsivo:

    1. Control de la ansiedad y abstinencia
    2. Entrenamiento en habilidades sociales
    3. Reinserción social y desarrollo de hábitos saludables
    4. Terapia psicológica
    5. Terapia familiar
  • Cualquier diagnóstico acertado debe realizarse por un profesional con las herramientas adecuadas. Sin embargo, puedes guiarte por estas preguntas:

    • ¿Has dejado de cumplir con tus obligaciones por el consumo de sustancias o por comportamientos compulsivos?
    • ¿Amigos o familiares te han pedido que controles tu comportamiento o que busques ayuda profesional?
    • ¿Has perdido amistades, parejas, dinero u oportunidades por tu comportamiento compulsivo?
    • ¿Tu comportamiento compulsivo te ha generado problemas legales?
    • ¿Has puesto tu vida o la de otros en riesgo por tu consumo o comportamiento compulsivo?

    Si respondiste que sí a una o más entonces es momento de buscar ayuda. No dejes que tu comportamiento llegue a tener consecuencias catastróficas para tu vida a la de tus allegados.

  • No, en IMAGO Psicología clínica únicamente ofrecemos tratamiento ambulatorio en nuestros consultorios. Si requieres de un internamiento puedes contactarte con nosotros y con gusto te asesoraremos en lo que necesitas saber para acceder a un internamiento seguro.

  • Por su puesto. Si bien no es un proceso sencillo ni corto, es posible eliminar o disminuir significativamente la conducta o el consumo compulsivo. Esto requiere de mucho esfuerzo y de un compromiso real por parte del paciente y en algunos casos de sus familiares.

  • Sí. Si tú eres familiar o amigo de una persona que sufre de una dependencia, te invitamos a que cuides de tu salud mental con nosotros. Lo mejor que puedes hacer por la persona que quieres es cuidar que su comportamiento no te siga lastimando a ti.

Trastornos alimenticios
  • Los trastornos de la alimentación pueden causar diversas complicaciones, algunas de las cuales son potencialmente mortales. Los trastornos alimenticios tienen el índice de mortalidad más alto entre los trastornos mentales. Cuanto más grave sea o más dure el trastorno de la alimentación, más probable es que presentes complicaciones graves, como las siguientes:

    • Problemas graves a nivel cardiaco, digestivo, metabólico, reproductor, hormonal y óseo.
    • Depresión y ansiedad
    • Anemia y desnutrición
    • Pensamientos o conductas suicidas
    • Problemas con el crecimiento y el desarrollo
    • Problemas sociales y en las relaciones
    • Trastornos de consumo de sustancias
    • Problemas laborales y escolares
    • Muerte
  • Además de la anorexia y la bulimia nerviosa (los más comunes) existen:

    • Trastorno por Atracón: ingesta excesiva de alimentos en un periodo corto de tiempo, con falta de control y acompañada de fuertes sentimientos de malestar psicológico.
    • Síndrome de pica: ingesta persistente de sustancias no nutritivas y sin ningún valor alimenticio, como arena, yeso, tiza, papel.
    • Trastorno por Rumiación: continuas regurgitaciones de los alimentos sin que exista enfermedad o causa orgánica asociada
    • Vigorexia: obsesión extrema por aumentar la masa muscular a través de intenso ejercicio, dietas desequilibradas y consumo de sustancias potencialmente nocivas sin control médico.
    • Ortorexia: persistente obsesión por el consumo de alimentos que la propia persona considera saludables, y el rechazo a la ingesta de aquellos que no son considerados como tal desde su punto de vista.
  • Existen varios trastornos de conducta alimentaria y cada uno tiene sus marcas específicas. No obstante, te brindamos 7 alertas para considerar seriamente buscar ayuda profesional:

    1. Si la persona presenta excesiva preocupación por el peso o la percepción de “estar gordo”, sin importar cuál sea su peso.
    2. Si la persona restringe la alimentación (se salta comidas, comen menos de lo adecuado a las horas de comida, dejan de comer algunos alimentos como aquellos que contienen carbohidratos o grasas, prefiriendo solo alimentos light).
    3. Si se evita comer mediante otras conductas como tomar líquidos en forma excesiva, comer chicle o ausentarse a la hora de las comidas.
    4. Si la persona cuenta las calorías de todo lo que come.
    5. Si expresa culpa después de comer.
    6. Si presenta conductas sugerentes de que se están provocando vómitos.
    7. Si realiza una excesiva cantidad de ejercicio.

    Si observas este tipo de fenómenos, es mejor tener una actitud de sospecha y consultar precozmente para que un especialista confirme o descarte el problema.

  • Los trastornos de la alimentación pueden afectar a personas de cualquier edad, origen racial y étnico, peso corporal y género. Incluso las personas que parecen ser saludables, como los atletas, pueden tener estos trastornos y estar extremadamente enfermas. Las personas con trastornos de la alimentación pueden tener un bajo peso corporal, un peso normal o sobrepeso. En otras palabras, no se puede saber si alguien tiene un trastorno de la alimentación con solo mirarlo.

  • Es posible tratar con éxito los trastornos de la alimentación. La detección y el tratamiento temprano son importantes para una recuperación total. Los familiares también pueden brindar apoyo durante el tratamiento y pueden ser grandes aliados tanto para la persona como para el proveedor de atención médica.

    Los planes de tratamiento para los trastornos de la alimentación incluyen psicoterapia, atención y controles médicos, asesoramiento nutricional, medicamentos o una combinación de estos enfoques. Los objetivos habituales del tratamiento incluyen:

    • restaurar una nutrición adecuada
    • restarle importancia al peso, la comida y la imagen corporal
    • mejorar el autoestima
    • detener los comportamientos nocivos
    • ajustar la percepción de la realidad
    • reducir la ansiedad
Abrir chat
¿Necesitas más información?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?